Real Estate: ¿uno de los ganadores pospandemia?

mayo 6, 2020

Ámbito Financiero

5 de mayo  de 2020

Distintos actores de la industria del ladrillo debaten sobre las actuales dificultades de un sector que, mientras resiste a los embates del Covid-19, se prepara para capitalizar las oportunidades que le ofrece el contexto actual.

A casi dos meses de iniciada la cuarentena preventiva y obligatoria dictada por el Gobierno, muchos sectores de la economía evalúan las pérdidas mientras planifican cómo reconfigurar sus estructuras de negocios en el corto y mediano plazo. Entre las industrias más afectadas hoy se encuentra la de Bienes Raíces. La construcción (pública/privada) está cuasi paralizada y el mercado inmobiliario arrastra varios meses de caída en la cantidad de operaciones. Sin embargo, distintos actores del sector de Real Estate confían en que esta crisis trae consigo muchas oportunidades y se preparan para capitalizarlas.

Panorama prepandemia

Según relata Diego Migliorisi, socio gerente de la inmobiliaria que lleva su nombre, “hasta el inicio de la cuarentena, febrero y los primeros 20 días de marzo, fue un periodo donde las consultas se incrementaron respecto al mismo periodo en el 2019, aproximadamente un 12%”. Sin embargo, agrega, “el efecto Coronavirus manifestó una merma en la actividad. La primera semana de cuarentena fue normal, la segunda bajó un 20% y las dos últimas un 35%. La situación se da porque no ingresan propiedades nuevas al mercado ni hay movimiento de precios. En donde hemos tenido un incremento muy importante es en la sección de consultas jurídicas, novedades y noticias de interés en aproximadamente un 54%”.

Números similares son los que maneja Damián Garbarini, director DG Negocios Inmobiliarios, para quien “la merma de las consultas es del orden al 50% en solo un mes. Las llamadas telefónicas bajaron al 80% a pesar del desvío de llamadas y las consultas vía web y buscadores bajaron en un 35%”.

Fernando Pozzi, socio de Inmobiliaria Pozzi, relata una situación casi idéntica a la de sus colegas. Según señala el bróker, durante la cuarentena se manifestó “una baja considerable en el nivel de consultas respecto a búsqueda de producto. Las consultas que recibimos están más orientadas a asesoramiento y a solicitudes de tasaciones”.

La opinión de Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, confirma que los números responden a una tendencia generalizada, al menos en la ciudad de Buenos Aires. Para el corredor norte, “en marzo tuvimos la mitad de contactos respecto a enero y en abril un 95% menos. El mercado está paralizado”.

Contrario a lo que podría pensarse, la imposibilidad de transitar y de concurrir personalmente a los locales de las inmobiliarias no ha generado, sin embargo, un aumento en las consultas on line.

Por el contrario, Pozzi señala que “nuestras mediciones nos dan una caída del 80% de las visitas on line”. Garbarini, por su parte, refleja que en su caso las consultas en línea “han bajado en el orden al 30%”.

Altgelt, por último, señala de manera tajante que hoy “no hay consultas, ni al teléfono de la inmobiliaria (que lo derivamos a un celular) ni a través de los portales”.

A pesar del escenario, los especialistas señalan que son muy pocas las operaciones que se cayeron. “La gente espera que se arbitren los medios y los cuidados necesarios para que se concreten las operaciones pendientes. La salud de la población debe estar por encima de los intereses económicos y políticos. Eso la sociedad lo entiende y por eso es muy paciente”, opina Migliorisi.

Coincide también Pozzi, quién apunta que “las operaciones confirmadas están en etapa de espera. Nos mantenemos en contacto con las partes intervinientes, inclusive con los escribanos, que aún no tienen permiso de actuar”.

Precios en baja y “colchón” financiero

Para Garbarini, “los compradores e inversores saben que la baja de precio será profunda e inevitable, por esto habrá un rebote de operaciones y de obras. Esto último ocurrirá para inmuebles a valores actualizados a la baja o bien para obras al costo más honorarios. Es decir, se espera una baja en los precios del orden al 50% si buscamos llevar ventas a nuestras oficinas, aunque son pronósticos que no gustan pueden ser motor de la actividad en el futuro. A la salida de la cuarentena, en la etapa que corresponda, el que tenga dólares ejercerá el poder negociador y solo venderán aquellos que se adapten a los nuevos tiempos”.

“En la Argentina hay más de un millón y medio de ahorristas con dólares guardados. Estos suelen resguardar su patrimonio hasta que una oportunidad se les presente y la crisis actual parece ser ese momento tan ansiado”, considera Diego Álvarez Espín.

Diego Álvarez Espín, empresario, autor de 2reale.com y educador financiero, es optimista al considerar que “en la Argentina hay más de un millón y medio de ahorristas con dólares guardados en sus cajas de seguridad. Según un estudio realizado recientemente por el economista Fernando Marull, los argentinos poseen unos 130.000 millones de dólares en colchones, cajas de seguridad y depósitos bancarios. Estos ahorristas suelen resguardar su patrimonio hasta que una oportunidad se les presente y la crisis actual parece ser ese momento tan ansiado”.

Costos mínimos históricos

Federico Rosbaco, CEO de Rosbaco & Partners, considera que en un contexto mundial de depresión económica a causa de la pandemia, la inversión en ladrillos será, nuevamente, el mejor refugio para resguardar el capital y robustecer los ahorros. “El ladrillo y más aún la inversión en proyectos en preventa y de pozo son siempre una posibilidad de inversión muy atractiva y que genera la chance de hacer incrementar el capital en dólares”. Como ejemplo, Rosbaco menciona que “en el corredor norte de la ciudad de Buenos Aires se puede ganar hasta un 40% en la compraventa entre la inversión en pozo y la venta de la unidad terminada”.

Adolfo Curi, director del Grupo Posadas, desarrollador de inmuebles industriales, indica que “las oportunidades pospandemia tienen que ver con los precios de la construcción, ya que han bajado a mínimos históricos y eso será una gran oportunidad para quienes tengan dinero ahorrado para invertir. Quienes quieran construir activos van a tener una gran oportunidad porque cuando el país se recupere tendrán un gran valor”. Para Curi, la logística será el futuro del real estate. “Esta situación que se vio en la pandemia, en la que miles de personas se han visto forzadas a involucrarse en la comercialización on line, potenció enormemente la logística y por ende el warehousing. A largo plazo hay una gran oportunidad para construir depósitos a muy buen precio.

PropTech, las vedettes del momento

Si algo queda claro es que el contexto potenció a las empresas e industrias que venían apostando a la modernización e innovación en sus procesos. El sector inmobiliario se subió a la ola de la mano de las PropTech, empresas que brindan valor a través de herramientas interactivas. “Brindamos un abanico de posibilidades que hasta hace poco nadie le prestaba la importancia debida y que hoy son una necesidad para ingresar a un nuevo orden económico y cultural”, sintetiza Cristian Salinas, CCO Latam Xline 3D.

“Hace unos meses a cualquier desarrollista o inmobiliaria le proponían un plan estratégico que tenía como meta cerrar sus oficinas comerciales o dejar de lado la posibilidad de que sus clientes visitaran los departamentos modelos en pos de aumentar las ventas, de seguro iban a tildar a esa idea como una locura, como algo sin sentido y que atentaba directamente con la continuidad de su negocio. Hoy el Covid-19 obliga a que todo sea diferente en la industria del Real Estate, colaboración y asesoramiento son las principales tareas que tenemos las empresas de visualización 3D para dar solución a una problemática que se hace presente en la mayoría de las desarrollistas, constructoras e inmobiliarias para acercar sus proyectos a clientes e inversores, sumado a la necesidad de mantener posicionadas y visibles sus marcas en un mundo que se ha vuelto ante todo innovador”, argumenta Salinas.

Para las PropTech el golpe también fue duro. “La demanda bajó un 80% tanto de compradores como de vendedores. Lo interesante es que el restante 20% de volumen que se sostiene son clientes con una intención muy alta de comprar y/o vender”, confiesan Lucas Díaz y Franco Forte, equipo fundador de Mudafy, una plataforma que a pesar de la cuarentena incorporó 21 propiedades nuevas a su portafolio.

“Las tasaciones se hicieron a través de videollamadas con los propietarios. Nuestro equipo los guió para sacar fotos provisorias para la publicación, hasta que podamos retomar las visitas de los fotógrafos profesionales que las hacen habitualmente. Por suerte los trámites online de verificación de títulos siguen funcionando, así que formalmente no hay impedimentos para continuar este proceso”, aclaran los emprendedores. Respecto al mercado, cuentan que “hay mucha más rotación en las propiedades con precios entre 80 y 180 mil dólares, pero también hay movimiento en las propiedades con tickets de 400 mil. Esto sucede sobre todo en operaciones que son para vender y comprar otra propiedad, donde el precio juega otro rol porque es una transacción de ladrillos por ladrillos”.

Oportunidades en el exterior

El sector inmobiliario es bastante estable comparado a otros instrumentos de inversión como renta variable, depósitos a plazo o fondos mutuos, lo que lo vuelve más que atractivo en estos contextos mundiales. Invertir en real estate, especialmente en Estados Unidos, es una tendencia que se viene dando en los últimos 3 años entre los argentinos impulsados por la estabilidad económica y la rentabilidad de ese país.

“Rendimiento, estabilidad y seguridad es una combinación que se encuentra en las inversiones en Bienes Raíces y ante la volatilidad y riesgo de las bursátiles en este contexto tan incierto, los inversores se enfocan en lo inmobiliario y a largo plazo”, considera Marcelo Schamy, director de IDG Homes Detroit. “Este es el momento para analizar posibles inversiones en real estate en el exterior. Durante el periodo de tiempo que lleva esta crisis global producida por el Covid-19, la cantidad de inmuebles disponibles decreció. Y en este contexto se esperan variaciones de precios, pero que tienden a un rebote y a normalizarse una vez que el mercado se estabilice. Sumado a lo anterior, es predecible que los bienes raíces vayan a aumentar por la alta demanda de los que salen del mercado bursátil y se pasan al real estate. Y en un mercado de oportunidad como Detroit se verá en gran escala”, analiza el especialista.

Invertir en real estate, especialmente en Estados Unidos, es una tendencia que se viene dando en los últimos 3 años entre los argentinos impulsados por la estabilidad económica y la rentabilidad de ese país.

En Nueva York y Nueva Jersey también hay muchas oportunidades ahora y pospandemia. “Hay muchos latinos que están comprando departamentos en desarrollos nuevos con valores con descuento. En EEUU no vas a perder, hay siempre seguridad jurídica. Los developers tienen que pagar préstamos y cumplir con los bancos y no quieren que la venta se detenga, por eso los nuevos desarrollos son una gran oportunidad, dependiendo de distintos factores los descuentos pueden llegar al 20/25%”, asegura Miriam Cortazzo, Global Real Estate Advisor Nueva York. “Es un momento para aquellos que tienen plata para invertir dada la situación del mercado. Los edificios de departamentos siempre tendrán demanda, habrá mucha demanda de alquiler de vivienda, también los depósitos pueden ser una oportunidad ya que el almacenamiento será importante para ver cómo seguimos pos Covid-19”, agrega el empresario.

En el mercado de Miami hay realidades distintas, en productos distintos y en nichos distintos. “Hoy hay argentinos que tienen hipotecas que son impagables para alguien que produce pesos. Esa gente está saliendo a valores de hipoteca y entonces un departamento que valía 600.000 dólares, se vende a 500.000 dólares bajándose el promedio para las tasaciones que toman en cuenta los bancos para financiar y los realtors para vender allá con comparables”, explica Pablo Gampel, CEO de GMP Real Estate.

Todavía es apresurado hablar de ganadores y perdedores de la actual crisis generada por el coronavirus. Sin embargo, la industria de Real Estate, hoy muy golpeada, ve una luz al final del túnel.

 

Mira la nota completa acá

Contacto

Campos Obligatorios*

ROSBACO & PARTNERS agradece su visita a este sitio web y aclara que toda la información brindada es propiedad exclusiva de Rosbaco Group y está protegida por derechos de autor, marcas registradas y otras leyes. Dicha propiedad incluye copyrights, marcas registradas, información general, textos, fotos, renders, planos, audios, videos, downloads, links y cualquier otro material provisto.

Salvo que exista previa y expresa autorización por escrito por parte de Rosbaco Group nadie podrá distribuir, reproducir, vender, publicar, modificar o utilizar cualquiera de los contenidos, por cualquier medio.

La información contenida en este sitio web se pone a disposición únicamente para fines informativos, es limitada y específica de Rosbaco Group S.A. y de ninguna manera deberá ser interpretada como asesoramiento legal, comercial, financiero, cambiario, impositivo y/o de otro tipo, ni constituye una invitación o recomendación alguna a realizar ningún tipo de inversión financiera, económica o cualquier actividad prevista por la Ley Nº 21.526 de Entidades Financieras, la Ley N° 26.831 de Mercado de Capitales y/o la Ley N° 20.091 de Entidades de Seguros. Este documento puede contener declaraciones sobre hechos futuros que se basan en expectativas actuales, proyecciones y suposiciones sobre eventos futuros y tendencias que puedan afectar al emprendimiento, sus operaciones y perspectivas financieras.

El contenido de este sitio es a título informativo sin garantías por su emisor, no constituye oferta y por lo tanto, no es vinculante. La obligación de Rosbaco Group respecto a sus productos está regida únicamente por los acuerdos escritos suscriptos por las partes, al igual que los precios, que son meramente orientativos y referenciales y no implican oferta de alguna unidad en particular.

Todos los derechos reservados Rosbaco Group S.A ©